Jahara




Jahara® en Buenos Aires
Terapia acuática de integracion corporal

Módulo: SOSTÉN
23 al 25 de Junio - Capital Federal - Nuñez

Módulo: ADAPTABILIDAD
19 al 21 de AGOSTO - Capital Federal - Nuñez

Tu formación en Jahara® Terapia Acuática Integradora comienza con estos dos módulos, en el orden que quieras. Siguiendo ambos adquirirás las bases del Jahara®

Jahara ® es una Terapia Acuática excepcional basada en la comprensión de dos elementos: la estructura del cuerpo y las propiedades exclusivas del agua.
La toma de conciencia del cuerpo permite una mecánica saludable del mismo; implicando un tratamiento cuidado y seguro para el receptor y para el especialista acuático.

Aprenderás:
• a dejart e sostener por el agua, soltando ciertos grupos musculares y activando otros. Esto alinea y ajusta tus patrones posturales, tanto dentro como fuera del agua.
• a sostener a otro, fluyendo, sin esfuerzo.
• a adaptante al medio acuático, encontrando un nuevo equilibrio, una nueva consciencia de ti mismo/a.
• a adaptarte a quienes estén en tus brazos, cualquier sea su peso, su volumen, su tamaño.

Profesora: Carolina Dana Certificación Internacional avalada por la JTTA (Jahara Technique Teachers Association). Descuento por hacer ambos cursos.

Ver evento en FB

Inscripción por mail: escuelavalerie@gmail.com | www.valerie-gaillard.com | www.jahara.com


















¿De que se trata?
Terapia acuática integradora, la Técnica de Jahara se realiza en agua a temperatura corporal termal o climatizada. El terapeuta sostiene el cuerpo del receptor en el agua y lo moviliza con diversas maniobras. Se realizan además ejercicios activos, en los cuales se adquiere una mayor conciencia de su alineación y se aprende a activar determinados grupos musculares relacionados con el eje, relajando otros músculos que permiten soltar las tensiones.

¿Cuáles son sus efectos?
Gracias a las propiedades naturales del agua, se logra una relajación profunda que puede beneficiar a todo tipo de personas, tanto para rehabilitarse después de un problema de salud, como para lograr una mayor conexión con un estado de descanso y entrega profundos. Uno de los ejes de la técnica es la alineación postural, trabajando el esqueleto, en particular la columna vertebral. Por ende es particularmente indicado para cualquier persona que sufra de problemas de espalda, sean estos de origen postural o como consecuencia de una lesión.

Al nivel mental y emocional, el efecto en la psiquis es notorio, conectando al receptor con un bienestar que va más allá de la palabra y del pensamiento, estableciendo un contacto con uno mismo que permite una transformación real de las estructuras internas obsoletas.

¿De donde viene la técnica?
Su creador Mario Jahara, sigue investigando para ir perfeccionando la técnica que ha creado y que se conoce y practica en numerosos países, principalmente en Israel, Suiza y otros países europeos, Estados Unidos, Brasil y Argentina. Mario Jahara exploró anteriormente el Zen Shiatsu, una disciplina que enseñó y acerca de la cual escribió dos libros publicados en su país de origen, Brasil, la técnica Alexander (alineación postural destinada principalmente a músicos y actores) y diferentes terapias acuáticas como Watsu y Water Dance. Sin embargo la técnica Jahara es un arte terapéutico completamente original, basado en un trabajo muy preciso de alineación y conciencia corporal, así como en un reconocimiento y una utilización de las propiedades físicas del agua.

¿Cómo aprender Jahara?
El curso que permite iniciar el aprendizaje, y el requisito mínimo para poder tomar los siguientes cursos, se conoce como Jahara Básico. Su duración es de 50 horas. Su eje es el aprendizaje de una nueva forma de sostenerse y movilizarse en el agua, que se descubre a través de ejercicios activos. También se transmite un amplio conjunto de maniobras para realizar con el receptor. Al finalizar el curso, el estudiante tiene las herramientas necesarias para dar una sesión de 50 minutos a una hora con una gran variedad de técnicas. El aprendizaje continúa con otros cursos o módulos, llamados Expansión e Integración. Existen módulos adicionales destinados a quienes ya adquirieron las bases, para seguir explorando el potencial de la técnica.

Para volverse Especialista Jahara, con una certificación de validez internacional, se requiere tomar un mínimo de tres cursos diferentes de la técnica, repitiendo además uno de ellos. Se pide también una formación adicional de un mínimo de 250 horas en aéreas relacionadas con el cuerpo y la salud, sea en terapias complementarias o en carreras oficiales (educación física, fisioterapia etc).

Curso Básico de Jahara (nivel inicial)
Conocer las propiedades del agua y la mecánica del cuerpo son los ejes del aprendizaje de Jahara. El cómo moverse es la clave de la realización de las maniobras. Se sistematizaron ejercicios activos que permiten al aprendiz y al profesional sentir el propio cuerpo en el agua, y desplazarse con un nuevo equilibrio. Antes del aprendizaje de cada maniobra, se realizan series de movimientos solo o en pareja, para que el cuerpo aprenda a registrar los movimientos, y para entrar en el clima de la sesión, tranquilizando la mente.

En el transcurso de los cinco días del curso, cada participante va descubriendo cómo desplazar su cuerpo sin esfuerzo, expandir sus articulaciones y estirar sus músculos y tendones conservando la alineación de su estructura ósea, dejando que el sostén del agua actúe tanto cuando se da como se recibe.

Cada día, se realiza también una clase de tierra, en la cual se desarrollan los conceptos teóricos que permiten entender tanto el funcionamiento como la filosofía de la técnica Jahara.

¿A quienes se dirigen los cursos?
A toda persona interesada en experimentar una modalidad diferente de relacionarse con el cuerpo, con el agua, con el espacio, consigo misma y con los demás. Al ser parcialmente liberado de la gravedad, el cuerpo puede explorar nuevas formas de desplazamiento en el espacio, reorganizando el equilibrio y la alineación.

Es un aprendizaje enriquecedor para los terapeutas, tanto experimentados como principiantes, terapeutas corporales como psicólogos, quienes aprenden mucho más que una técnica al estudiar Jahara.

Toda persona que siente una relación particular con el agua, o la necesidad de establecerla, encontrará en este aprendizaje una riqueza de sensaciones y realizará unos descubrimientos que la dejará maravillada. Que sea con la intención de poder aplicarlo profesionalmente después de realizar la formación completa, o como una búsqueda más personal, los cursos de Jahara abren espacios insospechados, revelan una dimensión desconocida de la percepción y nos conectan con algo profundo, que cada uno irá definiendo a su manera. Por otra parte la técnica es muy precisa y brinda herramientas de trabajo concretas, así como una toma de conciencia corporal que puede transformarnos profundamente, volviéndonos más conscientes dentro y fuera del agua.